Ingeniera Industrial y Arquitecta, Yolanda Yuste cuenta en su historial con experiencia en estudios de arquitectura internacionales como el de Renzo Piano o Jean Nouvel y colaboraciones en proyectos como la Torre Debis de Potsdamer Platz o las famosas Galerías Lafayette.

En 2003 tras volver a Barcelona, fundó — junto a Tobias Laarmann — YLAB uno de los despachos de arquitectura e interiorismo más reconocidos de España. Con el que defiende los valores de funcionalidad, sostenibilidad y calidad en todos sus proyectos.

En un momento en el que muchas mujeres han tenido voz y se han pronunciado sobre los obstáculos y diferencias entre géneros en muchos ámbitos profesionales, nos gustaría saber tu visión personal, en forma de anécdota o curiosidad, sobre lo que para ti, significa ser mujer en el mundo del diseño/arquitectura.

Me parece muy importante que las mujeres de todos los entornos y profesiones decidan hacer oír su voz y llamen la atención sobre situaciones tan injustas y alarmantemente normalizadas.

En mi actividad profesional no puedo quejarme de obstáculos, pero sí existen situaciones curiosas que suelen repetirse. En nuestro despacho realizamos servicios de arquitectura e interiorismo de los que nos encargamos tanto mi socio, Tobias Laarmann, como yo, ambos arquitectos de formación. Los clientes tratan los asuntos con ambos de forma indiscriminada, y sin embargo, cuando toca tratar de asuntos más decorativos como color, acabados o mobiliario, es fácil que prefieran dirigirse a mí para consultarlos.

Más allá de esto, nunca me he encontrado con situaciones despectivas, pero también entiendo que tener mi propio despacho me sitúa en una situación privilegiada.

¿Crees que existían más diferencias cuando empezaste? ¿Siguen presentes?

Yo inicié mi formación como ingeniera industrial, que estudié parcialmente en Alemania. A pesar de ser un país muy avanzado, en este tipo de carreras tan técnicas el número de mujeres es prácticamente nulo. Allí me encontré muy a menudo teniendo que explicar a profesores y compañeros por qué estaba estudiando ingeniería. Nunca llegué a tener un sentimiento de pertenencia o de camaradería con mis compañeros.

Hace unos días precisamente, el New York Times publicaba un artículo que explicaba cómo las mujeres preferían cursar estudios menos técnicos en países económicamente más desarrollados y con más calidad de vida. El motivo es que, a pesar de que las mujeres tienen las mismas buenas calificaciones en las asignaturas técnicas, hay otras disciplinas que simplemente prefieren si pueden escoger.

En comparación con mi experiencia previa, estudiar arquitectura fue maravilloso. No recuerdo experiencias negativas por motivos de género ni durante los estudios, ni durante mi trabajo posterior en despachos.

No creo que desde que yo estudié se hayan producido diferencias notables. Tengo la impresión de que estos cambios necesitan espacios más largos de tiempo para asentarse, y también reactivos importantes acompañados de periodos de estabilidad política, económica y social. Por desgracia no parece que el momento actual sea demasiado propicio para el crecimiento de las libertades en general.

Si pudieras dar un consejo a las jóvenes diseñadoras/ arquitectas/empresarias, ¿Cuál sería? ¿Cómo ves su papel en el futuro?

En la universidad las jóvenes diseñadoras y arquitectas siguen destacando por su creatividad, su talento y sus muchas ganas de trabajar.

La experiencia profesional te enseña que en ocasiones debes aprender a desarrollar y aparentar una seguridad y una dureza que quizás a las mujeres nos cuesta más. Mi consejo es que estas aptitudes profesionales acaben sumando, sin invadir o subvertir todo lo femenino que tenemos, de lo que debemos estar orgullosas y hacer valer.

Por último, nos gustaría saber que mujer referente te ha inspirado.

La arquitecta y diseñadora Patricia Urquiola me inspira muchísimo.

Precisamente porque siendo una maravillosa diseñadora, es una mujer tremendamente sincera, que muestra sin filtros su sensibilidad, humor, dulzura, la intuición con la que enfoca sus proyectos, y también sabe mostrar sus inseguridades y reírse de sí misma. Verla explicar su trabajo es una inyección de creatividad, inspiración y humanidad.

Me enorgullece ver mujeres que consiguen éxitos profesionales manteniendo un estilo propio, sin contaminarse de los modelos de éxito masculinos. Estoy convencida de que el mundo necesita más dosis de espíritu femenino, frescura y un poco menos de seriedad.

Puedes conocer más sobre Yolanda y sus proyectos en ylab.es

2018-03-06T09:57:54+00:00MUJERES & DISEÑO|

About the Author:

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.