_

Isamu Noguchi

Isamu Noguchi (1904 — 1988) consideraba que “todo era escultura”. Creía que la tarea del escultor era dar forma al espacio, darle orden y significado, y que el arte debería “desaparecer” e integrarse completamente con el entorno.

Quizás esa percepción “del arte y el todo” era fruto de su doble herencia artística: su padre era un poeta japonés y su madre una escritora escocesa-estadounidense. Aún viniéndole de cuna esa naturaleza artística, Noguchi fue incansable en su labor por cultivar su condición de artista consiguiendo así una beca Guggenheim en 1927, trabajando como asistente de Constantin Brancusi en París, estudiando dibujo en China y aprendiendo alfarería tradicional en Japón.

_

_

Todo ese bagaje se refleja tanto en su obra como artista, como en su legado como diseñador. Con la escultura como camino, Noguchi se ayudó de infinidad de materiales: piedra, metal, madera, arcilla, hueso, papel o una mezcla de varios de ellos, para crear proyectos tan peculiares como parques infantiles y plazas, muebles, jardines, bustos tallados o las maravillosas lamparas de papel Akari.

La idea principal sobre la que se extendía su obra eran las dicotomías inherentes. Noguchi fusionó formas geométricas y orgánicas, encontró valor en el espacio tanto positivo como negativo y creó obras que desafiaron los límites del diseño y el arte. También integró los materiales y creó un lenguaje innovador y común, que aunaba sus dos herencias creativas: la tradición japonesa con la necesidad de cambios de la sociedad estadounidense del momento.

_

_

No fue hasta 1940, cuando Noguchi comenzó a experimentar con el diseño de muebles. Ese mismo año, el artista produjo sus primeras esculturas de luz: Lunar. Una serie de obras en diferentes formatos, que representaban formas biomórficas y bebían de la inspiración surrealista. Aquel primer acercamiento, se componía de una estructura de magnesita y madera a la que se le había instado un sistema eléctrico.

A finales de la década, Noguchi tuvo su primer acercamiento con la editora americana Herman Miller gracias a George Nelson, quién le pidió al artista un diseño suyo para ilustrar el artículo: “Cómo hacer una mesa”. Aquel diseño sería su icónica “Coffee Table”, presentada originalmente en 1947 y reeditada en 1984.

_

_

Aquel coqueteo con el diseño de mobiliario despertó la inquietud de Noguchi, quien en 1951 se sumergió en la creación de una de sus colecciones más famosas: las lámparas Akari, por encargo del alcalde de Gifu (Japón), para modernizar los diseños de las linternas locales; nuevamente, Noguchi unió lo tradicional y lo moderno dando como resultado una colección que lleva en producción desde 1955.

Tras ambos éxitos, Hans Knoll también se fijo en el artista, incluyendo varios diseños en su catálogo hasta 2003.

Revisando su legado, queda constancia de que Noguchi cumplió con su objetivo: crear y mejorar los espacios a través de la escultura, dándole a su carrera una dirección distinta y estableciéndolo como una figura crítica en los mundos del arte, la arquitectura y el diseño de la posguerra.

_

2020-09-29T09:35:15+00:00MOBILIARIO, PERSONAJES|

About the Author:

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.